Piel normal, ¿cómo cuidarla?

La piel normal tiene un aspecto sano, terso, sin poros abiertos ni puntos negros y además, es flexible. Básicamente es una piel de bebé, sin molestias cutáneas, grasa o resequedad. Por lo cual este tipo de piel requiere un cuidado más sencillo. Sin embargo, no te confíes, que tu piel sea normal no significa que […]