¿Sabes cómo desmaquillar tu piel?

Diariamente, las mujeres dedicamos un lapso de tiempo para maquillarnos. En menor o mayor medida, alguna vez hemos recurrido al maquillaje para mejorar nuestra presentación personal y resaltar los rasgos más bellos de nuestro rostro. Y sin llegar a imaginarlo, esto se convierte en un hábito, una práctica del día a día. Dicen que la práctica hace al maestro, ¿verdad?; así que realmente nos convertimos en expertas en el área, logrando inclusive un maquillaje profesional. Pero, ¿sabes cómo desmaquillar tu piel? Posiblemente no, a veces nos enfocamos en lucir un excelente maquillaje, y descuidamos el cuidado y la limpieza que la piel requiere, al no retirar correctamente las impurezas del rostro. Si crees que desmaquillar tu piel equivale a lavar tu rostro sólo con agua, te invito a que aprendas a continuación cómo hacerlo correctamente con un procedimiento específico y consejos valiosos.

En primer lugar, la higiene

La higiene del rostro requiere unos cuidados diferentes a los del resto del cuerpo. Además de la producción de sudor y materia grasa, el rostro está más expuesto a la suciedad exterior y al polvo y, adicionalmente, a los residuos del maquillaje. De este modo, se genera un terreno favorable para el desarrollo de gérmenes y la aparición de enfermedades. Por esto, la higiene de todo el cuerpo debe ser constante, teniendo especial cuidado con la higiene del rostro; considerando la edad y el tipo de piel. Cuando no se realiza una limpieza adecuada, los poros comienzan a taponarse, lo cual conlleva a la aparición de granitos y espinillas.

Consejos para desmaquillar tu piel

  1. No desmaquilles tu rostro con un jabón corporal, ya que éste maltratará y resecará tu piel.
  2. Puedes utilizar leches y aguas desmaquillantes, éstas tonifican y al mismo tiempo limpian la piel. Existen leches adecuadas para diferentes tipos de piel.
  3. Los geles desmaquillantes limpian profundamente la piel, dejándola muy suave y tersa. Los geles están recomendados para pieles mixtas o grasas.
  4. Las toallitas resultan muy prácticas para desmaquillar, ya que son desechables y fácilmente manejables.
  5. Los mousses desmaquillantes se usan especialmente para limpiar las pieles grasas y con acné.

Procedimiento para desmaquillar tu piel

  1. Limpia tus labios hacia los lados de la boca, retirando los restos de labial.
  2. Desmaquilla la parte orbicular del ojo con movimientos circulares descendentes.
  3. Después, retira el lápiz de las cejas de adentro hacia afuera.
  4. Aplica un producto específico para retirar la pestañina, dejando actuar durante cinco minutos; luego realiza una leve presión en sentido ascendente.
  5. Finalmente, retira el maquillaje desde el escote hasta llegar a la frente, realizando movimientos desde el interior hacia el exterior del rostro.

Después de aplicar estos sencillos pasos, notarás tu rostro más limpio y libre de impurezas.

También te recomiendo leer Cómo cuidar tu piel sin complicaciones.

Volver al blog