¿Por qué la piel de los hombres es diferente?

Así como las facciones de la cara y en general, todo el cuerpo es diferente en hombres y mujeres, la piel también presenta diferencias. Y así se crea que el cuidado de la piel es sólo para mujeres, la verdad es que la piel masculina presenta otras características especiales que requieren mayores cuidados.

Para empezar, la piel de los hombres presenta una composición distinta. La hormona testosterona es responsable de determinar las características masculinas de la piel del hombre y le brinda una estructura única, muy diferente a la piel femenina. Obviamente, las características específicas de cada piel dependen de su tipo (grasa, mixta, seca, sensible, etc.) Pero en general, los hombres presentan una piel más gruesa, más grasa y un envejecimiento más profundo.

Otro aspecto a destacar, es el mayor ritual de los hombres, el afeitado. Éste es un proceso que representa una alta agresión para la piel.

¿Qué es diferente en la piel masculina?

  • La piel masculina es aproximadamente 25% más gruesa que la femenina. Además, contiene más colágeno; por tanto, es menos frágil y más firme.
  • Los hombres tienen más glándulas sebáceas y, por ende, más poros. Esto implica que la producción de sebo es mucho mayor, entonces la piel masculina es más grasa y brillante que la femenina, y tiende sufrir de acné más fácilmente.
  • Además, esta secreción sebácea aumentada puede prolongarse en los hombres hasta la vejez. En cambio, en las mujeres la producción sebácea disminuye con la menopausia y provoca la sequedad de la piel.
  • Aunque la piel en los hombres se arruga más lentamente, o bien, tarda más en arrugarse; en el momento de su aparición, las arrugas son más profundas.
  • El afeitado diario estresa la piel y puede causar irritación. Por tanto, la piel de la zona del mentón es más sensible a influencias externas.
  • Otra diferencia es el vello. La barba comienza a presentarse en los hombres a los 15 o 16 años.

Molestias frecuentes en la piel de los hombres

  • Irritación: debido a la afeitada, es muy normal que la piel se irrite y enrojezca, presentando problemas de sensibilidad.
  • Foliculitis: la inflamación de los folículos pilosos es muy común en la zona de la barba y el cuello. Allí aparece irritación y picazón, además de pequeños y molestos granitos.

Recomendaciones para el cuidado de la piel masculina

  • Adopta hábitos de limpieza facial con productos específicos para tu tipo de piel.
  • Realiza el afeitado después de la ducha, preparando la piel con un producto específico para evitar la irritación.
  • Utiliza productos faciales como hidratantes, nutritivos, anti-arrugas, específicos para pieles grasas.
  • Usa diariamente un protector solar.

También te recomiendo leer 3 pasos para cuidar la barba fácilmente.

Volver al blog