¡Piel joven y saludable! La importancia de cuidarnos de manera integral

Una buena salud se refleja en la piel y en todo el organismo. Por esto, la importancia de cuidarnos integralmente para mantener una piel joven y saludable.

El envejecimiento es un proceso cronológico programado genéticamente que deteriora una piel joven y saludable. Pero éste también se debe a causas extrínsecas como los movimientos musculares, la gravedad, la nutrición, la falta de ejercicio, los trastornos del sueño y, factores ambientales tales como la radiación solar, en este caso denominado fotoenvejecimiento.

Obtener el equilibrio entre la belleza y la salud de la piel, puede ser complicado. Las mujeres aspiramos a tener una piel saludable y naturalmente radiante, por esto el objetivo de contar con una rutina de belleza. Por otro lado, los expertos aseguran que esperar a que empiece a notarse el envejecimiento antes de hacer algo, es suicida. Esto sucede porque en el momento en que se empiezan a notar las primeras arrugas, no es posible frenar o hacer más lento el proceso. Es más fácil prevenir que remediar aquello que ya apareció.

¿Cómo lograr una piel joven y saludable?

Identificamos los ocho factores principales para hacer que tu piel se ilumine de adentro hacia afuera. ¿Estás lista?

  1. Conocer nuestro tipo de piel nos permite darle los cuidados adecuados. De esta forma, no perdemos el tiempo en tratamientos inútiles que sólo causan problemas a nuestra piel. (Realiza tu análisis completamente gratis).
  2. El cuidado óptimo comienza con la correcta elección de los productos. Recuerda que Docmeti te recomienda los mejores productos según tu tipo de piel.
  3. Buenos hábitos de higiene. La piel del rostro también necesita una limpieza e hidratación diaria; y al igual que los dientes, hay que hacerlo mínimo dos veces al día. Esto ayuda a los poros a liberar cualquier tipo de contaminación a la que hayamos estado expuestos.
  4. Acostúmbrate a usar protector solar. Te ayuda a mantener la piel joven y saludable, libre de arrugas y manchas, reduciendo el riesgo de cáncer en la piel.
  5. Tener una alimentación saludable, la cual incluya frutas y verduras ricas en antioxidantes, como tomates, zanahorias, fresas y frambuesas; éstas harán maravillas con tu piel ya que tendrás una nutrición de adentro hacia fuera.
  6. Aprender a manejar el estrés y a mantener una conexión con tu interior; así estarás en armonía con el mundo exterior. El efecto sinérgico de estar en conciencia tiene como resultado la estimulación y protección de la salud a nivel celular, clave para mantener una piel joven y saludable.
  7. Dejar el trabajo en la oficina. ¡Es importante darnos el tiempo para estar con la familia, los amigos o la mascota! Entre mayor sea nuestra calidad de vida, mejor será nuestra salud mental, física y emocional; y nuestra piel lo reflejará.
  8. El maquillaje se está convirtiendo en una segunda piel. Pero ten mucho cuidado, podrías asfixiar y dañar tu piel. Es necesario ser estricto en el momento de comprar y aplicar el maquillaje, así evitamos irritaciones, acné, e inclusive, quemaduras.

Entre más pronto se empiece el cuidado de la piel, mejor será el pronóstico, y mayor el tiempo que perdure joven y saludable.

 

Volver al blog