¡Mantengamos la firmeza!

Estamos genéticamente programados, nadie se escapa de perder la firmeza

El envejecimiento es un fenómeno fisiológicamente ineludible e irreversible. ¿Qué mujer no desearía volver a tener una piel con más firmeza y un rostro más joven? 

En la actualidad, esto es lo que proponen los productos y tratamientos desarrollados por laboratorios dermocosméticos con sus líneas antiedad, permitiendo mantener en casa los cuidados especializados de la piel. Hoy en día, todos somos conscientes de la importancia de los bueno hábitos en el cuidado de la piel para envejecer mejor y mantener la firmeza por más tiempo. Especialmente, las mujeres cuando están cerca de los 45 años, ya que la menopausia provoca cambios hormonales que aceleran el proceso, perdiendo densidad, firmeza y adquiriendo un cariz triste y fatigado.

¿Cómo perdemos la firmeza?

Todas las pieles no envejecen del mismo modo, puesto que los factores genéticos son determinantes. Sin embargo, ésta no es la única causa:

  • Incluso antes de la irrupción de la menopausia, la ralentización de algunas funciones del cuerpo traen consecuencias para la piel:
    • La disminución de la síntesis de vitaminas, especialmente la vitamina D que afecta la cohesión celular y la hidratación.
    • El descenso de la energía celular.
    • Pérdidas celulares de agua, las fibras elásticas y oligoelementos.
    • La carencia de estrógenos, los responsables de las alteraciones de la piel.
  • El abuso del sol es un factor esencial del envejecimiento cutáneo.
  • El exceso de tabaco y alcohol favorece la hiperproducción de radicales libres.
  • La contaminación afecta a la piel, la irrita y la deshidrata a causa del polvo, el humo y la polución, intoxicando las células cutáneas.
  • El estrés y la mala alimentación de la vida moderna.

¡Mejora tu firmeza!

Comienza por tu alimentación; la regla de las cinco verduras y las cinco frutas al día, es lo aconsejable. Es conveniente comer principalmente alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Cuida tu piel con productos que te ayuden a mantener la firmeza, teniendo en cuenta los problemas específicos de tu tipo de piel. Los laboratorios hoy en día se aseguran de incluir en sus fórmulas, principios activos que actúan sobre diferentes aspectos de la degeneración de la piel, caracterizada principalmente por la pérdida de firmeza de los tejidos.

  • Los retinoides aumentan la síntesis de colágeno, luchan contra el adelgazamiento epidérmico, reactivan los fibroblastos y aceleran la renovación celular.
  • Los AHA (alfahidroxiácidos) permiten mejorar el tono de la piel, al actuar sobre la síntesis de los fibroblastos para estimular la descamación y la despigmentación; de modo que el color se aclara y se unifica.
  • Los agentes antirradicales libres se revelan, beneficiando las pieles prematuramente marchitas.
  • Los fitoestrógenos estimulan la producción de colágeno y actúan sobre la firmeza y la elasticidad de la piel.
  • Los inhibidores de enzimas destructoras frenan la degradación de la matriz extracelular.
  • Tensores con un efecto reafirmante inmediato en la superficie cutánea.

Las investigaciones evolucionan todos los días y cada vez son más capaces de actuar en el corazón mismo de los procesos contra el envejecimiento de la piel. Los productos se complementan con diversos tratamientos, sin olvidar la importancia de la prevención; puesto que es evidente que cada mujer cultiva hoy su belleza para mantener una piel bien cuidada y protegida desde la juventud, que conservará durante más tiempo su firmeza, flexibilidad, color y brillo.

Te recomiendo leer: ¿Piel madura? Cuida tu piel intensamente

Volver al blog