Manchas en el rostro, ¿prevenirlas o eliminarlas?

Las manchas del rostro son alteraciones en la uniformidad del color de la piel; es decir, la pigmentación de la piel se presenta tanto de color más oscuro como de color más claro, en diferentes zonas: mejillas, nariz, frente, cuello, alrededor de los ojos, etc. Generalmente, las manchas representan un exceso del pigmento de la piel, la melanina, y puede producirse por diversos factores como son la edad, la exposición al sol, la genética y el embarazo.

La mayoría de veces, no suponen un problema médico, pero al alterar la normal apariencia del rostro pueden generar desconfianza o baja autoestima. Las manchas son más frecuentes en mujeres.

Factores que favorecen la aparición de las manchas

Algunos factores son internos, propios del funcionamiento normal del organismo; por tal motivo, no se pueden prevenir y la eliminación de este tipo de manchas suele ser más difícil. Sin embargo, existen factores externos que favorecen la aparición de las manchas; en este caso, se pueden prevenir, controlar y reducir su intensidad. Pero, si no se cuidan correctamente, también se pueden agravar las ya existentes.

  • Trastornos hormonales (embarazo o tratamientos hormonales).
  • Predisposición genética.
  • Algunas enfermedades.
  • Exposición a los rayos solares.
  • Aplicación de cosméticos o fragancias que contienen alcohol.

Para evitar las manchas, lo más recomendable es eliminar la causa que las origina. Por tanto, debes cuidar tu alimentación, evitar el consumo de cigarrillo, usar protector solar diariamente y no exponer tu piel a los rayos del sol por demasiado tiempo. Recuerda que las personas que vivimos en Latinoamérica, poseemos mayor predisposición a tener manchas y pecas, debido a que recibimos los rayos del sol perpendicularmente durante todo el año.

Rutina para prevenir y reducir la aparición de las manchas

Durante el día:

  • Después de limpiar y humectar tu piel, aplica en tu rostro un protector solar de acuerdo a tu tipo de piel. Renueva su aplicación cada 3 horas durante el día y después de cada baño o actividad deportiva.
  • Usa gorra o sombrero para salir de tu casa, especialmente si estarás expuesto al sol en las horas centrales del día.
  • Adicionalmente, exfolia tu piel una vez cada 15 días aproximadamente; con mayor o menor frecuencia dependiendo de tu tipo de piel. Si tu piel es sensible y propensa a irritaciones, exfolia tu rostro una vez al mes. Pero si es grasa, hazlo una o dos veces a la semana.

Durante la noche:

  • Después de limpiar tu piel, aplica un tratamiento despigmentante directamente en la zona a aclarar. Realiza este proceso justo antes de ir a dormir; evitando la exposición al sol y la luz artificial.
  • Nunca te apliques el tratamiento despigmentante inmediatamente después de la exfoliación.

Mascarilla natural aclarante

Ingredientes

mascarilla-zanahoria

1/2 cucharada de aceite de oliva

1 zanahoria

2 cucharadas de yogur natural

Preparación

  1. Agrega los ingredientes a la licuadora y procésalos.
  2. Aplícate la mezcla en el rostro y espera a que actúe durante 25 minutos.
  3. Enjuaga tu rostro con agua tibia y sécalo con una toalla facial.

También te recomiendo leer Beneficios y perjuicios de la exposición al sol.

Volver al blog