Las enfermedades más frecuentes de la piel masculina

La piel masculina necesita sus propios cuidados para que se mantenga sana, suave y joven

La piel masculina no está exenta de enfermedades. Durante años hemos creído que la piel del hombre no requiere cuidados. Pero ahora la mentalidad de éste ha cambiado, y aquel que cuida su piel es justamente para mantenerse saludable y sentirse bien. Por ello, cada día vemos más productos dedicados al cuidado de la piel masculina.

Generalmente la piel del hombre presenta mayor cantidad de grasa y poros más dilatados. Algunas enfermedades de la piel afectan a la población masculina desde la etapa de la adolescencia y se propagan hasta la vejez. Además, de acuerdo a la genética y a cada etapa de la vida, éstas pueden presentarse de manera diferente.

Las enfermedades en la piel masculina son más comunes de lo que se cree. En todas las actividades que se realizan cotidianamente está involucrada la piel. Cuidarla, por tanto, más que un acto de salud es una acción de responsabilidad de cada hombre con su cuerpo. La primera decisión acertada para cumplir este objetivo es informarse sobre las enfermedades que pueden afectarla. Así, poder integrar algunas acciones que puedan prevenirlas.

Las enfermedades más comunes 

Acné: una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que involucra las unidades pilosebáceas (folículo piloso y glándulas sebáceas). Está caracterizada por la formación de comedones (espinillas), pápulas (barritos), pústulas, nódulos y cicatrices, que aparecen principalmente en la piel del rostro e incluso en la espalda. Es una enfermedad que afecta al 85% de la población masculina.

Foliculitis: inflamación de uno o más folículos pilosos. Comienza cuando los folículos reciben daño por fricción, irritando los folículos y los orificios de salida del vello. Además, por obstrucción debido al afeitado o trenzas apretadas en la barba. En muchos casos de foliculitis, los folículos dañados tienen infecciones por bacterias estafilocócicas.

Dermatitis: la dermatitis es un problema común de la piel facial. Se caracteriza por grupos de pequeñas pápulas rojas sensibles o con picazón, de un aspecto escamoso. Se producen alrededor de los ojos, las mejillas, las fosas nasales, la boca y el cuero cabelludo. Es una reacción muchas veces confundida con una alergia en la piel. No se conoce con exactitud la causa de la dermatitis, aunque tiene un fuerte componente hereditario.

Psoriasis: la psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel y ocasionalmente de las articulaciones, de carácter crónico. Afecta aproximadamente al 2% de la población, entre los 15 y los 35 años. La psoriasis no es contagiosa y se caracteriza por lesiones cutáneas enrojecidas con escamas blanquecinas y de descamación intensa.

Cáncer de piel: se manifiesta cuando células cancerígenas se integran en los tejidos. Éstas se multiplican en muy poco tiempo y los invaden. Comienza en la epidermis que es la capa superior de la piel. Su principal factor de riesgo son los rayos ultravioleta procedentes de la luz solar, que producen cambios en el ADN de las células que se acumulan durante mucho tiempo. Por esta razón, las zonas más propicias son las que se encuentran expuestas al exterior.

Actualmente, el mejor remedio para cuidar la piel es prevenir antes que curar. Sin embargo, un hombre debe realizar hábitos esenciales, contando con una rutina de limpieza, hidratación y protección para el cuidado de la piel.

Volver al blog