Foliculitis: el enemigo de los hombres

¿Por qué me da foliculitis?

La foliculitis es una de las afecciones más comunes en los hombres, muchas veces por el crecimiento de la barba. En parte, es debido a que la piel de los hombres es diferente a la de las mujeres. Generalmente es mas gruesa, tiene un pH más ácido y es más grasa. Por lo que, está mas propensa a la aparición de granitos y la continua tarea del afeitado la irrita, descama y deshidrata. Es importante conocer los productos específicos para un buen tratamiento que vaya de acuerdo a tu tipo de piel.

No hay una receta mágica para acabar con la foliculitis. Esto depende mas bien de un conjunto de cuidados que son muy difíciles de aplicar, como la fricción de la ropa o  las obstrucciones por el afeitado. De igual forma, es muy importante estar alerta y evitar apretar los granitos o usar productos inadecuados, puesto que puede convertirse en una infección más grave.

La foliculitis es una infección

¿¡Infección!? Sí, la foliculitis es una inflamación causada por una infección del folículo piloso. Esta infección normalmente se da debido a un incremento de gérmenes como los estafilococos en la mayoría de los casos, que aunque se encuentran de manera natural en la piel sin ocasionar problemas, pueden convertirse en patógenos.

Debido a lo común que puede ser la obstrucción del folículo piloso, ésta también aparece en las axilas o ingle. Estas zonas tienen altos contenidos de glándulas sebáceas y sudoríparas, que incluso allí se pueden formar foliculitis más profundas que originan forúnculos. Por esto, nuestros hábitos de limpieza y cuidado de la piel juegan un papel importante. Pero, lastimosamente la mayoría de los hombres no se atreven a utilizar cremas o jabones, porque lo consideran poco masculino. Sin embargo, es de suma importancia hacerlo porque como vimos, siempre se puede complicar.

A continuación vamos a ver una serie de hábitos que nos ayudarán a evitar la foliculitis.

La limpieza

Esta es una parte muy importante, pues así evitaremos que grasas o gérmenes penetren los poros de nuestra piel. El rostro debe limpiarse como mínimo dos veces al día. Una vez en la mañana y otra en la noche antes de dormir. Pero, también debe hacerse después de alguna actividad física como el gimnasio o algún deporte. Ten en cuenta que vas a necesitar un jabón que sea adecuado a tu tipo de piel.

Para los hombres que poseen barba, la limpieza puede ser antes de bañarse. Debido a que el vello facial suele ser más grueso que el del cabello, el champú debe ser uno especializado al cuidado de la barba y que sea compatible a tu tipo de piel.

La afeitada

Mi primer consejo es usar una crema para antes afeitar y dejarla actuar por unos 5 a 10 minutos. Muchos de nosotros nos aplicamos la crema y empezamos a afeitarnos inmediatamente, pero el secreto está en que la crema realmente cumpla su propósito que es suavizar el vello e hidratar la piel. Finalmente, es importante no hacer un afeitado muy al ras. Pasarnos la máquina de afeitar muchas veces crea una agresión en la piel. Esto ayuda a que el vello se atore, creando una inflamación y contribuyendo a la infección de la foliculitis.

La hidratación

Finalmente, debe aplicarse hidratación después de la limpieza o afeitado, así evitaremos la resequedad y delicadeza de la piel. Pues entre más reseca esté nuestra piel, más posibilidades hay de que ocurra una obstrucción del vello facial.

Espero que sigas estos consejos y puedas ver un cambio en tu piel y evitar al máximo la foliculitis. Te recuerdo que en Docmeti puedes conseguir los productos necesarios para hacer tu limpieza e hidratación aquí.

Para complementar esta información te recomiendo leer ¿Cómo cuidar la piel en los hombres? aquí.

Volver al blog