El envejecimiento de la piel, ¿edad o malos hábitos?

Es cierto que el envejecimiento de la piel es un proceso natural; sin embargo, empieza a muy temprana edad, aunque apenas se perciba. A medida que pasan los años, las células se regeneran con más lentitud y el colágeno modifica su textura, perdiendo elasticidad. Cuando la piel pierde el colágeno de calidad y la hidratación, queda mucho más expuesta a los fenómenos ambientales, como los efectos del clima y la contaminación.

El envejecimiento según la edad

Al rededor de los 25 años aparecen las primeras arrugas de la frente, y hacia los 30 años los párpados empiezan a perder su elasticidad. Así es, no creas que el envejecimiento es sinónimo de vejez. Si apagaste 25 velitas en tu último cumpleaños, no bajes la guardia, porque ya es hora de brindarle un cuidado especial a tu piel, enfatizando en la hidratación y nutrición que ésta necesita.

Hacia los 35 años se empiezan a perfilar las primeras arrugas al rededor de los ojos, o antes si la piel es muy sensible; lo cual da lugar a las patas de gallo y algunas líneas en las comisuras de la boca. Y es a partir de la los 40, donde la piel pierde ligereza y elasticidad, se vuelve blanda y deshidratada; mientras que las arrugas que eran apenas perceptibles, empiezan a marcarse con mayor intensidad.

Ahora bien, es comprensible que el paso de los años haga ciertos estragos, pero definitivamente hay factores que aceleran el envejecimiento, ¿cuáles son?

Factores que aceleran el envejecimiento

  1. El alcohol favorece la producción de radicales libres y fatiga el hígado.
  2. El tabaco deshidrata los tejidos y dificulta la asimilación de vitamina C.
  3. El exceso de exposición al sol acelera la deshidratación y el envejecimiento de los tejidos. Ver más sobre los beneficios y perjuicios de la exposición al sol aquí.
  4. El estrés provoca un envejecimiento prematuro, igual que la falta de sueño.
  5. Los malos hábitos alimentarios, que a menudo se adquieren a muy temprana edad.

Estos últimos determinan grandes cambios en la piel, inclusive mayores que los factores hereditarios. Por eso, a continuación te menciono los factores más influyentes para rejuvenecer tu piel.

Factores que rejuvenecen la piel

  1. Una buena alimentación, lo cual incluye comer siempre a las mismas horas.
  2. Evitar embutidos y dulces en exceso.
  3. No consumir bebidas gaseosas, energizantes, ni alcohol.
  4. No abusar de los productos lácteos, procurando sustituir la leche de vaca por la de soja o de almendras.
  5. Incorporar a la alimentación cereales y granos.
  6. Comer diariamente una buena ración de fruta fresca.
  7. Beber dos litros de agua al día, en promedio.
  8. Mejor consumir verduras frescas que congeladas.
  9. Los frutos secos (nueces, avellanas, almendras, etc.), son excelentes nutrientes para la piel.
  10. Usar el aceite de oliva virgen extra para aderezar las verduras y ensaladas.

Recuerda que somos lo que comemos. Procura mantener hábitos saludables que incluyan una excelente alimentación, y tu piel te lo agradecerá. No esperes a que la edad aumente, para empezar a cuidar tu piel diariamente.

Volver al blog