¿Qué efectos proporciona el masaje facial?

Un masaje facial consiste en realizar algunas maniobras superficiales o profundas con el objetivo de relajar nuestra piel y activar la circulación sanguínea. De este modo, mejoramos el estado general de la salud de la piel, el aspecto y la expresividad del rostro.

Cabe resaltar que el masaje facial es una de las técnicas más empleadas en los tratamientos estéticos, cuando recurres a profesionales de la salud estética. Además, éstos pueden realizarse manualmente con la ayuda de productos cosméticos, como exfoliantes, cremas faciales, aceites, tónicos; o incluso, con ayuda de aparatos mecánicos o eléctricos.

¿Cuáles son los efectos que proporciona el masaje facial?

  • Mejora el aspecto general del cutis.
  • Relaja y proporciona una gran sensación de bienestar.
  • Ayuda a mejorar la absorción de los cosméticos en el interior de la piel.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Activa la producción de colágeno.
  • Alivia las tensiones musculares.
  • Previene y trata el envejecimiento cutáneo.
  • Tensiona las líneas de expresión.

Beneficios del masaje facial

El frotamiento de las manos, libera la piel de las sustancias grasas, haciéndola más fina y elástica. Además, favorece un mayor intercambio de oxígeno y nutrientes, por lo cual se estimula la regeneración celular. El masaje facial también aumenta la secreción sudorípara y disminuye la sensación de cansancio por la eliminación de toxinas. Por otro lado, las maniobras lentas y rítmicas producen relajación muscular.

Algunas técnicas utilizadas…

  1. Caricias o frotaciones
  2. Fricciones
  3. Presiones
  4. Amasamientos
  5. Vibraciones
  6. Palmoteos
  7. Remociones

También te recomiendo leer El envejecimiento de la piel, ¿edad o malos hábitos?

Volver al blog