Efectos del cigarrillo en la piel

Sabías que, según la Organización Mundial de la Salud…

El número de mujeres que fuman es menor que el de hombres. En el mundo, alrededor de un 40% de los hombres fuman, y sólo un 9% de las mujeres lo hacen. En consecuencia, cada año, el consumo de cigarrillo mata a más de 5 millones de personas en el mundo. Y el humo de cigarrillo en el ambiente causa más de 600.000 muertes.

Siendo el consumo de cigarrillo la primera causa de muerte prematura evitable, parecen no existir medidas suficientes para contrarrestar este hábito. En Colombia, existen alrededor de 6’000.000 de adultos fumadores y anualmente mueren alrededor de 21.000 personas por enfermedades asociadas al consumo de cigarrillo.

En definitiva, no es un secreto que el consumo del cigarrillo origina problemas para la salud. Por recordar algunas enfermedades: la enfermedad vascular periférica, la disfunción eréctil, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer. Sin embargo, antes y durante la aparición de estas enfermedades, la piel del cuerpo comienza a sufrir alteraciones. No olvides que la piel se comporta como un espejo que refleja la salud del organismo.

Efectos del cigarrillo en el rostro

Presenta una cara huesuda, ya que la nicotina degrada el colágeno y las fibras elásticas. Adicionalmente, se observa un rostro grisáceo porque la nicotina estimula la producción de radicales libres que disminuye el flujo de oxígeno. Esta cuestión afecta la llegada de los nutrientes a la piel, y con ello provoca la deshidratación. Aparecen puntos negros, debido a que el humo induce una alteración en las células superficiales del rostro que se estrechan y obstruyen. La elasticidad de la piel y las concentraciones de colágeno y elastina se ven alterados por el tabaco, provocando el envejecimiento prematuro. También se ve afectada la sanación de las heridas con una cicatrización lenta.

Efectos del cigarrillo en la boca

En la zona de la boca, se observan los labios descamados producto del contacto con el calor del cigarrillo y las toxinas del papel en combustión. Además, son evidentes las arrugas en los costados de la boca causadas por la contracción repetida de los músculos cuando se aspira el cigarrillo. Por otro lado, las toxinas del humo del cigarrillo, que alteran el proceso de pigmentación de la piel, son las responsables de las manchas oscuras que aparecen en la zona. Y sin ser suficiente, el humo es el responsable de garantizar los dientes teñidos de un color café amarillento dañando el esmalte y aumentando el riesgo de caries.

Efectos del cigarrillo en los ojos

El contacto directo del humo del cigarrillo produce una irritación que obliga a abrir y cerrar los ojos de manera involuntaria, sobrecargando el trabajo de los músculos, lo cual genera patas de gallo irreversibles. Los párpados hinchados son consecuencia del humo, éste reduce los niveles de humedad en los ojos y provoca una inflamación. Además, la nicotina altera la síntesis del colágeno responsable de dar firmeza a la piel, por lo cual se presentan ojeras profundas.

Recomendaciones para mejorar la alimentación

  1. Los alimentos enriquecidos con vitamina A son los vegetales de color amarillo, naranja y rojo. Éstos ayudan a reparar los efectos de los radicales libres.
  2. Consume alimentos ricos en antioxidantes que ayudan a contrarrestar los efectos del tabaco. Los alimentos como: cítricos, pimientos, kiwis y fresas ayudan a regenerar la falta de vitamina C.
  3. Para combatir los problemas respiratorios derivados de fumar, consume alimentos ricos en Zinc, como: apio, higos, papas y berenjenas.
  4. Para ayudar a eliminar las toxinas del tabaco, son indicados los alimentos como: cerezas, moras, espárragos, cebollas y lechuga.
  5. Consume alimentos con propiedades tranquilizantes como:  zumos naturales de piña, pera, manzana y fresas.
  6. Bebe abundante agua para ayudar a eliminar las toxinas.

También te recomiendo leer El envejecimiento de la piel, ¿edad o malos hábitos?

Volver al blog