Cuida tu piel en el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer presenta numerosas transformaciones para poder atender las necesidades del bebé. Por esto, es importante adoptar una nueva rutina de cuidado de la piel para enfocarse en sus nuevas preocupaciones. Los cambios que experimenta nuestro cuerpo durante y después del embarazo a menudo son maravillosos, a veces sorprendentes y ocasionalmente completamente inesperados.

¿Qué cambios puede presentar la piel durante el embarazo?

Algunos de los problemas de piel más comunes en la mujer embarazada son:

  • Piel grasa repentina
  • Ataques recurrentes de sensibilidad
  • Resequedad
  • Acné
  • Cambios en la pigmentación
  • Aparición de manchas

Es entonces, en la etapa gestacional cuando se deberían incrementar los cuidados cutáneos, tanto a nivel facial como corporal. Al rededor del 70% de las mujeres desarrollan manchas de tono marrón irregulares y difusas, pueden presentarse por motivos hereditarios u hormonales; pero el sol y la luz artificial son los principales factores externos desencadenantes. Generalmente las manchas mejoran, y en la mayoría de los casos desaparecen después del parto.

Otros factores que producen cambios en la piel, son los internos; como consecuencia de los cambios hormonales. Al estimularse las glándulas sebáceas y sudoríparas, aumenta la circulación sanguínea  que puede bloquear los poros y crear un ambiente favorable para que las baterías se multipliquen rápidamente. La buena noticia es que podemos prepararnos para que los cambios hormonales no le ganen la partida a nuestra piel.

¿Cómo cuidar la piel en el embarazo?

Una de las preocupaciones frecuentes de las mujeres embarazadas es, si los componentes de los productos pueden llegar al bebé a través de la piel durante la gestación. De allí que sea muy importante evitar los productos químicos, revisar la etiqueta de los componentes y tomar seria conciencia sobre los ingredientes que puedan contener.

Por ejemplo, algunos productos contienen soja, cafeína, aceites esenciales, minoxidil, metales (aluminio y sales), paraben, retinoides y accutanes; son activos comunes en cremas y pueden afectar el correcto desarrollo del bebé. El embarazo es el momento para conocer productos con activos naturales que permitan un mayor cuidado gracias a sus ingredientes no tóxicos.

Rutina para el cuidado de la piel

  • Realiza tu limpieza diaria con productos suaves, ya que la  piel está extremamente sensible y cualquier producto agresivo podría afectarla y secarla.
  • Una buena hidratación, tanto por dentro bebiendo agua, como utilizando productos que ayuden a hidratar tu piel. Recuerda usar productos según tu tipo de piel.
  • Importante usar bloqueador solar y evitar la exposición en las horas de mayor incidencia (11:00 am a 3:00 pm).
  • La retención de líquidos puede hacer que el contorno de los ojos se hinche. Para reducir esta hinchazón, coloca en los párpados discos de algodón o gasas empapadas en una infusión de manzanilla fría o dos rodajas de pepino, durante al menos 10 minutos.
  • Exfolia tu piel con exfoliantes mecánicos, es decir que contengan micropartículas que ayuden a remover las células muertas.
  • En ocasiones, al final del embarazo se hincha la cara y el cuello, debido a la retención de líquidos. Para disminuir la hinchazón aplica en el rostro una toalla empapada en agua fría o una mascarilla descongestionante.

Te recomiendo consultar los productos adecuados a usar con un profesional de la salud.

Volver al blog