¿Conoces las alteraciones de la piel más frecuentes?

Alteraciones de la piel

La piel está expuesta a sufrir alteraciones de diferente tipo. Descubre a continuación cuáles son las más frecuentes, las causas y algunos consejos básicos para prevenirlas y tratarlas.

Roncha

La roncha es una lesión elemental primaria de la piel, causada por la inflamación de la dermis y la dilatación de sus vasos sanguíneos. Ésta aparece generalmente en las picaduras de insectos, en la manifestación de una alergia y, en personas de piel muy sensible con la irritación de dicha piel. Las ronchas aparecen, cambian de tamaño, y desaparecen en pocas horas.

Acné

El acné es una erupción cutánea inflamatoria, que suele aparecer en la cara, el cuello, los hombros y la espalda. Éste puede combatirse con antibióticos y tratamientos faciales, siempre bajo control médico; ya que si no se trata a tiempo, puede ocasionar lesiones permanentes en la piel. Además en cierta medida se puede prevenir, lavando todas las noches el rostro con un tónico para retirar el exceso de grasa e hidratando la piel con una crema adecuada al tipo de piel.

Herpes bucal

El herpes bucal es un proceso inflamatorio de la boca, originado por la infección de un virus del herpes que afecta a la mucosa bucal y a los labios. Este tipo de herpes se puede contraer cuando se sufre de fiebre por causa de un resfriado. Es recomendable lavar la zona afectada con agua fría, evitar los roces, procurar que la zona no contacte con otras personas para evitar el contagio y prevenir las situaciones de estrés.

Lunar o nevo

El lunar es la denominación de las manchas malformativas circunscritas a la piel. Generalmente tiene carácter benigno, pero su aspecto puede variar: desde la simple mancha hasta el tumor. Es decir, que su aspecto, tamaño y distribución varían con el tiempo. Además, pueden aparecer tardíamente en edad adulta. En caso de un lunar maligno, es necesario extirparlo mediante cirugía.

Fisura

La fisura es un agrietamiento lineal en todo el grosor de la piel. Algunas de éstas se deben a la sequedad de la piel o deshidratación, afectando generalmente a personas de edad avanzada. Ante una fisura, deben evitarse las duchas con jabones muy fuertes.

Cicatriz

La cicatriz es el tejido observable tras la fase de reparación de los tejidos. Si bien son típicas de las heridas, pueden ser consecuencia de enfermedades o intervenciones quirúrgicas. La cicatriz está formada por un tejido conectivo rico en fibras de colágeno y pobre en células y vasos. Inclusive, su falta de color se debe a la ausencia de pigmentación.

Causas más comunes de las alteraciones cutáneas

Las causas más comunes son: la herencia genética, la edad, los desequilibrios hormonales, la alimentación, la radiación solar, el clima, los cosméticos, los medicamentos, entre otras.

Actualmente, la ciencia ha avanzado tanto que muchas de las enfermedades de la piel se pueden curar o al menos tratar; sin que esto altere la vida normal de la persona afectada. Sin embargo, la prevención y la consulta periódica a los profesionales de la salud estética, deben formar parte de la rutina habitual para el cuidado de la piel. ¡Es mejor prevenir que lamentar!

Volver al blog