¿Cómo cuidar la piel en los hombres?

El mito de no cuidar la piel en los hombres

Muchos pensamos que cuidar la piel en los hombres es algo innecesario y peor aún, muchos de nosotros creemos que es algo netamente femenino. Esto se debe a la desinformación y cultura que nos rodea. Pero, las enfermedades de la piel no distinguen, ni perdonan el género. Y aun así, solo por el hecho de contar con vello facial como la barba, cuidar la piel en los hombres se vuelve mas complejo. Por lo que, hablaremos del cuidado de la barba en un artículo más adelante.

Toda piel necesita un cuidado general que consiste en hacer una limpieza, hidratación y aplicación diaria de protector solar. Tampoco hay que olvidar una exfoliación cada 2 semanas.

Limpieza

La piel del rostro y del cuerpo son muy diferentes. Por ende, para cuidar la piel es necesario un tratamiento especial. Si has estado usando el jabón del baño para tu limpiar tu rostro, te tengo una mala noticia: ¡no te estás cuidando la piel del rostro adecuadamente! Los jabones de baño no poseen el pH adecuado y además, contienen otros agregados que pueden ser muy fuertes o poco efectivos para tu tipo de piel. ¿Pero como así que mi tipo de piel? Si, existen muchos tipos de piel y eso quiere decir que aunque uses jabones que prometen pH neutro, debes tener en cuenta si el jabón es adecuado para la piel; como lo son, grasa, seca, mixta, etc. La buena noticia es que si quieres saber cuál es tu tipo de piel puedes hacer ya mismo un test gratuito aquí.

Ahora bien, teniendo el jabón especializado para tu tipo de piel, el segundo paso es hacer limpieza al menos dos veces al día. Una vez por la mañana preferiblemente después de levantarte y una vez en la noche antes de dormir. Si haces una actividad física como deporte o ejercicio en medio de estos dos horarios, también deberías lavar tu rostro después de terminar la actividad física. La limpieza ayuda a remover la grasa y las impurezas que puedan estar obstruyendo los poros de la piel.

Hidratación

Inmediatamente después de la limpieza necesitas hidratación. Pues, para mantener una piel saludable ésta debe estar hidratada, ya que la limpieza puede secarla un poco. Al igual que con los jabones, para la limpieza necesitas un hidratante que sea adecuado para ti. Porque, si tienes piel grasa y usas un hidratante graso esto puede ocasionar espinillas o granos en tu rostro; o por el contrario, si usas un hidratante no graso y tienes una piel muy seca no va a hidratarse correctamente.

Protector solar

El uso de protector solar, también conocido como bloqueador solar es una regla de oro. La limpieza y humectación nos ayudan a mantener nuestra piel fresca, saludable e incluso prevenir enfermedades de la piel. Si por alguna razón no lo hacías antes, no es tan grave como no usar el protector solar. El sol es muy dañino pues los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel ocasionando envejecimiento prematuro, manchas o incluso cáncer. El protector solar debe usarse después de la aplicación del hidratante en la mañana aunque sólo vayas a estar expuesto a la luz artificial de la oficina o del hogar; y si vas a tener mucha exposición solar, es recomendable volverlo a aplicar una vez más tarde.

Exfoliación

¿Alguna vez has visto como una serpiente o una langosta mudan de piel? Los humanos tenemos un proceso similar, y aunque es muy diferente, los humanos también renovamos nuestra piel dejando células muertas en el rostro. Necesitamos exfoliar nuestro rostro para ayudar con este proceso, que debe hacerse cada 2 o 3 semanas. Este último paso debe hacerse después de la limpieza y antes de la humectación, preferiblemente en la mañana.

¿Son muchas cosas, no? pero te tenemos otra buena noticia. En Docmeti te hacemos una caja que trae los productos de acuerdo a tu tipo de piel y además de eso, te ofrecemos asesoría personalizada.

Puedes conseguirla aquí para empezar a cuidar la piel en los hombres como se debe; y recuerda que el cuidado de la piel es importante para prevenir enfermedades o el envejecimiento prematuro, siendo algo que afecta a todos los géneros. ¡Comienza a cuidar tu piel ya!

Volver al blog