Bienestar y salud para tu piel

A veces, situaciones desafiantes de la vida cotidiana se reflejan en nuestra piel

Todos hemos sentido alguna vez estrés y ansiedad, lo cual afecta el bienestar de la piel particularmente en mujeres. Ellas poseen una fisiología diferente a la de los hombres. Las hormonas hacen que el estrés las afecte de un modo distinto, ya que sus responsabilidades en ocasiones abarcan desde el campo laboral al familiar. Por lo cual, su realidad se ve entremezclada con diferentes factores que derivan en situaciones de estrés, donde la piel se ve afectada.

Bienestar y salud para tu piel

La dermocosmética, al igual que otras ramas de la ciencia,  procura que el ser humano incorpore a su vida momentos de placer y relajación. Ésta desarrolla toda una serie de productos que además de nutrir, revitalizan, hidratan y suavizan la piel; beneficios que se logran gracias a que existe una conexión intrínseca entre la piel y el sistema nervioso.

El cuerpo libera endorfinas naturalmente cuando existen situaciones de placer; bien sea por sensaciones olfativas, pensamientos, ejercicios, caricias, masajes o besos. Lo que pretende la dermocosmética es que éstas se liberen a través del uso de productos que provocan una sensación agradable, como son los aromas obtenidos naturalmente.

Estos ingredientes logran que se liberen las endorfinas en el organismo, lo que provoca un cambio en nuestra actitud. Y así, nuestro estado de ánimo mejora considerablemente; como consecuencia, nuestra piel se siente revitalizada y energizada.

Energizar la piel es crucial para evitar el envejecimiento prematuro, ya que ésta al reducir su ritmo metabólico se vuelve menos flexible; caracterizado por generar un daño en la síntesis de proteínas estructurales y en la renovación celular natural.

La energización se obtiene al aplicar productos para el cuidado de la piel que contengan oligoelementos, vitaminas y antioxidantes.  Además de energizar para producir bienestar y salud en la piel,  garantizan la armonía interior, logrando así un equilibrio entre la belleza y la salud. Estos atributos se traducen en un excelente estado, tanto interno como externo.

 

Volver al blog