La importancia del cuidado de la piel

 In Cuidado de la piel

La piel es el órgano más transformable de todos, es el único que está en contacto con el exterior y nos protege de factores externos, cambios de temperatura y bacterias; además es impermeable, se auto repara y lubrica a sí misma. La piel del rostro es mucho más delicada y requiere de cuidados especiales, no siempre se conocen a fondo las necesidades de la piel o su tipo, y por ello, suelen cometerse errores que resultan bastante perjudiciales.  

La piel puede reflejar tanto la salud física como la mental

Alertando de posibles enfermedades tanto internas como propias de la piel con cambios en su color o textura, con aparición de granos o de manchas, ser áspera o delicada, firme o arrugada, mostrar las emociones y ser fuente de atracción social y sexual.

Las personas con problemas de la piel acuden normalmente a los médicos de familia o generales, los motivos de consulta son pocas veces considerados “serios” o simplemente estéticos, pero pueden causar dolor, así como problemas sociales y emocionales. Las enfermedades de la piel suelen transmitirse genéticamente, pero el hecho de que sean hereditarias no quiere decir que sean incurables, que no puedan ser tratadas de forma satisfactoria o simplemente que no puedan prevenirse.

La mayoría de los problemas de la piel está determinado por factores ambientales, ambientes nocivos o contaminados; pero el mayor riesgo para la piel es el exceso de luz solar, por esto la piel requiere de cuidados adecuados y específicos en cada persona. Cada vez más nos preocupamos por tener una piel saludable y desde un punto de vista estético independientemente de cuál sea el género, cada piel tiene sus propias necesidades. De allí que sea fundamental iniciar un cuidado diurno de limpieza, hidratación y protección solar, al igual que un cuidado nocturno de limpieza y nutrición donde la piel está más receptiva y se potencia el proceso natural de reparación, pues durante el ciclo diurno ésta sufre debido a las agresiones ambientales.

La prevención y los cuidados adecuados son la mejor manera de mantener la piel sana y radiante durante mucho más tiempo, pero antes de empezar los cuidados de la piel tenemos que tener en cuenta que tipo de piel tenemos, ya que la aplicación de productos inadecuados podrían ser contraproducentes.

Recommended Posts
0
Los hombres también deben cuidar su piel ¿Conoces los riesgos?